Tener un conocimiento acerca del funcionamiento de nuestro equipo de climatización, tal vez pueda ayudarnos a percibir ciertas circunstancias que nos llevé a deducir alguna posible descompostura del mismo. No estamos diciendo que con eso te vayas a convertir en un experto y aprendas a reparar tu dispositivo en caso de una avería, pero al menos te otorgará una perspectiva propia de lo que está pasando con tu sistema de aire acondicionado, y así, la persona que contrates para su mantenimiento o reparación, no trate de engañarte haciéndote gastar dinero de más.

¿Para qué sirve la bomba de condensados en el aire acondicionado?

Este accesorio es esencial para mover el agua de condensación a donde debe estar, en caso de que no se pueda drenar naturalmente por acción gravitatoria, como comúnmente se hace. También es muy útil cuando la instalación del sistema posee condiciones extrañas, que imposibiliten el drenado óptimo del agua de condensación, es ahí donde entra la bomba, para movilizar la humedad hacia su salida.

Sin duda, este aditamento se está volviendo muy popular por su efectividad y por ello, no es raro ver una gran variedad de bombas de condensados a la venta. Uno de los prototipos más comprados es la bomba mini de condensación, que se ajusta perfectamente en el canal de instalación, por lo que la hace ideal para espacios reducidos, donde se instale algún Mini Split, por ejemplo. Asimismo, podemos encontrar las bombas exteriores, las cuales se instalan en la parte de abajo de la unidad interior del Mini Split. Por otro lado, está la bomba con depósito, la cual se debe instalar en el exterior de todo el sistema, comúnmente ubicada a un costado de la unidad exterior.

Bueno, ahora ahondaremos más en las características de cada una de las bombas de condensación, para así ver cuáles son sus principales beneficios y ventajas, así como sus desventajas; sabiendo esto, veremos cuál es el dispositivo que necesitamos en nuestro equipo de climatización.

Bombas mini para el agua de condensación del aire acondicionado

Estos dispositivos suelen estar conformados por dos partes o ser de una única pieza, además de que pueden ya estar integradas en la unidad interior del equipo, o en su defecto, ir en la propia canaleta. Poseen beneficios como: ser de tamaño pequeño, ideal para espacios reducidos, no generan ruido para comodidad del usuario, y lo más importante, tiene una potencia bastante satisfactoria, cumplirá  cabalmente con su propósito para el desagüe de agua de condensación. Sus partes están conformadas por la bomba, que básicamente vendría siendo el motor, el cual dará la potencia para que el aparato aspire y empuje el agua que se haya condensado hasta el desagüe. La otra parte que lo conforma es el flotador, cuyo propósito es la detección del agua que se tiene que desaguar desde el circuito, y posteriormente hacer la activación de la bomba, para la aspiración y erradicación de la condensación acumulada. Este elemento es de tamaño pequeño y comúnmente va colocado en la parte de atrás de la unidad interior del equipo de climatización. Dicha boya va vinculada por medio de un cable hacia bomba. Una ventaja del flotador: es capaz de detener suciedades originadas de la unidad, y solamente tendríamos que limpiarla sin problemas cuando se le acumulen dichas impurezas.

Accesorios varios. La mini bomba de condensados para aire acondicionado, comúnmente viene con partes de tubos transparentes, los cuales sirven para conectar los componentes; es posible que también contenga un cableado de maniobra y algunos adaptadores que harán posible la óptima instalación del flotador sin que quede suelta.

Como se puede observar, las bombas de condensados se hallan en diversas variantes, las cuales se ajustan a lo que necesitamos, dependiendo de las características de nuestros sistemas de climatización. Por ello, acérquese a los expertos, para que lo guíen de la mejor forma, después de todo, lo que queremos evitar es comprar un producto innecesario, o por otro lado, quedarnos cortos en la reales necesidades de nuestro equipo.